Presentación

 

Con fecha 30 de diciembre de 2009 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, la Ley del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, la cual en su Exposición de Motivos señala lo siguiente:
 
La Ciudad de México es la entidad federativa que más aporta a la producción económica del país. En términos del tamaño de su economía, es la octava ciudad más grande del mundo y la cuarta de todas las economías de Latinoamérica. Su composición sociocultural es de las más diversas de entre las grandes aglomeraciones urbanas.
 
El Banco Mundial ha señalado en diversos estudios, que el papel de las ciudades en el desarrollo regional y nacional es determinante. Las mediciones de competitividad de las economías cada vez hacen más énfasis en las concentraciones urbanas, pues en éstas se determinan las condiciones esenciales para la atracción de inversiones como lo son el nivel del capital humano, la infraestructura, el marco regulatorio, la calidad de los servicios públicos y privados, la provisión de incentivos y el tamaño del mercado interno.
 
La competencia por la atracción de inversiones se está dando a nivel de ciudades; en ese sentido, es esencial que éstas desarrollen estrategias económicas que favorezcan el incremento de su competitividad. Al mismo tiempo, es necesario que se diseñen políticas sociales que transmitan los beneficios económicos de manera equitativa y armónica, con un enfoque de equidad de género y una perspectiva de respeto a los derechos humanos para contribuir al desarrollo de una sociedad más justa.
 
Para materializar lo anterior, se creó el Consejo Económico y Social de la Ciudad de México. Este Consejo es el órgano colegiado representativo del sector productivo, laboral, cultural, turístico, académico y civil de la Ciudad de México con facultades para analizar, revisar y emitir recomendaciones de carácter vinculatorio respecto de la política económica y social del Gobierno del Distrito Federal.
 
El Consejo es un órgano de consulta obligada para el gobierno en materia de diseño de iniciativas de ley, políticas públicas y programas de carácter económico y social. Cuenta con facultades para proponer y en algunos casos decidir la orientación de recursos fiscales para el financiamiento de programas y proyectos de carácter económico y social que detonen el desarrollo económico.
 
También es el vehículo por medio del cual el gobierno invierte conjuntamente con el sector privado, recursos para incrementar la competitividad de la Ciudad, la calidad de su infraestructura y sus servicios para mejorar su ambiente de negocios. En ese sentido, el Consejo es un asesor permanente en la implementación de las reformas administrativas que el Gobierno del Distrito Federal llegue a proponer a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y es también un activo supervisor de su implementación y la medición de su impacto.
 
El Consejo es el principal medio de consulta para la formulación de la estrategia para el tránsito de la economía de la Ciudad, hacia una economía basada en el conocimiento. En ese sentido, no sólo es un órgano representativo que orienta el diseño de las acciones destinadas a este fin, sino que participa activamente en el ejercicio de dichas acciones.
 
Otro aspecto de la gran relevancia en el que se propone la participación activa del Consejo, es en el diseño de políticas e instrumentos orientados a impulsar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas; así como en la promoción internacional de la Ciudad en materia turística, cultural y de negocios.
 
El artículo 3° de la Ley del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, precisa que “se crea el Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, como una instancia de representación y participación económica y social, con carácter consultivo, propositivo y decisorio, que coadyuva sólo con el Gobierno del Distrito Federal en la rectoría del desarrollo integral y sustentable, el fomento del crecimiento económico y el empleo, así como en una más justa distribución del ingreso y la riqueza, que permita el pleno ejercicio de la libertad y dignidad de los individuos, grupos y clases sociales que conforman el Distrito Federal, transitando hacia una economía que transforme la producción para impulsar la competitividad y el empleo”.
 
Asimismo, el artículo 15 de la Ley del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, dispone la conformación de un Fondo para el Desarrollo Económico y Social de la Ciudad de México; a efecto de materializar dicho Fondo, es que se suscribió el fideicomiso, considerándose al fideicomiso como el instrumento jurídico y financiero que permitirá el más eficaz, eficiente, expedito y transparente manejo de los recursos del fondo.